A+ R A-

Ni lo merecía, ni lo merece: ¡retiren el Premio Nobel a Obama!

Correo electrónico Imprimir PDF
Cuando el presidente Obama puso al mismo nivel la notificación del Premio Nobel de la Paz con el cumpleaños de 'Bo', su perro, no bromeaba. Cuando dijo que no era un premio a su labor, "sino un reconocimiento de los objetivos que me he marcado", tampoco iba de farol. Ya conocemos su objetivo: bombardear Siria, con las malas excusas de siempre.

 

Cuando le fueron a dar el Nobel de la Paz, Obama declaró que "para ser honrado, creo que no lo merezco", no mentía. Hace una semana recordaba cínicamente a los periodistas que ya lo había dicho: "no lo merezco".

 

Pidamos al Comité Nobel del Parlamento de Noruega que reconozca su error y le retiren el galardón.

 

 

Decenas de miles de ciudadanos ya han firmado pidiendo a Obama que no ataque Siria, millones están rezando por ello. Ha sido eficaz. El Premio Nobel es un símbolo, que se lo retiren también lo será, el de una sociedad que ya conoce los terribles resultados de la guerra en la zona:

 

"¡Nunca más la guerra! La paz es un don demasiado precioso, que debe ser promovido y tutelado (...) Jamás el uso de la violencia lleva a la paz ¡Guerra llama a guerra, violencia llama a violencia!" [Papa Francisco, 2-IX-2013]

 

Gracias a la presión ciudadana en todo el mundo, un error de Kerry, el vicepresidente de Obama, ha servido para ganar vidas. El día 10 de septiembre Kerry intentaba sumar otros países que le sirviesen de coartada para la nueva aventura militar de Obama, que no va a solucionar la terrible situación que está viviendo Siria. Un periodista le preguntó "si existía alguna posibilidad de que Damasco evitara el ataque". Kerry, prepotentemente dijo que sí, que entregasen el arsenal químico en una semana, pero que "no lo van a hacer y además no se puede hacer".

 

El extraordinario esfuerzo de la diplomacia de Rusia, de la Santa Sede, de otros muchos países ha dado la vuelta a la situación. Nadie lo esperaba. Siria ha dicho que sí al plan que Rusia le ha propuesto para poner bajo control internacional las armas químicas. Los senadores estadounidenses retrasarán la votación en espera de la vía diplomática. La ONU ha desconvocado la reunión de urgencia previa al ataque. No está todo hecho, pero el escenario ha cambiado, la paz es posible.

 

Las soflamas bélicas de Obama se van desinflando, aunque mantiene esos "objetivos que se ha marcado" y que inmerecidamente supusieron el error de concederle el Nobel de la Paz.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Lo mas leido...